10 actores que arriesgaron su salud para darlo todo en sus papeles

Ser actor implica tener que modificar algún aspecto de la apariencia física por exigencias del guión, ya sea un simple corte de pelo o el aumento / disminución de peso. En ocasiones, estos cambios se realizan de manera drástica, en muy poco tiempo, pudiendo resentirse la salud de los protagonistas. Actores como Matthew McConaughey o Christian Bale no han dudado en darlo todo para meterse en la piel de los personajes de algunas de las películas de las que han formado parte.

1. Antonio de la Torre rompió todos los esquemas engordando 33 kg para la película “Gordos”, por la que obtuvo un merecido Goya.

Cambio peso Christian Bale2. Christian Bale nos dejó una enfermiza y famélica imagen en “El maquinista”, película para la que tuvo que adelgazar 28 kg quedándose en 54 kilos de peso, lo cual resulta una aberración para un hombre de su complexión y su tamaño. De hecho, probablemente se trate de uno de los casos más dramáticos de adelgazamiento extremo en la industria del cine. Pero no solo ha tenido que perder peso; en “La gran estafa americana” lució bastante “tripita”.

Jared Leto gordo3. Jared Leto resulta la antítesis del caso anterior, pues para la película “El asesinato de John Lennon” tuvo que engordar 30 kg (casi lo mismo que el primer actor) pese haber declarado ser exigente con su dieta y llevar una alimentación vegetariana.

4. Santiago Segura es el máximo referente del peso yoyó en el cine español, pues para cada una de las entregas de “Torrente”, el actor tuvo que engordar entre 20 y 30 kg que volvía a perder después de cada estreno.

matthew mcconaughey irreconocible5. Matthew McConaughey perdió casi tanto como Bale para interpretar a Ron Woodruf en Dallas Buyers Club (26 kilos). En la imagen de la derecha (que corresponde a este post de eselCine.com) puedes verlo prácticamente irreconocible.

6. El consagrado actor Robert de Niro requirió engordar 27 kg para desempeñar su papel de Jake de la Mota en el clásico de 1980 “Toro Salvaje”.

7. Russell Crowe tampoco se libra de las inclemencias de la báscula; tuvo que engordar 23 kg para su papel en la película “Red de Mentiras”.

8. Tom Hanks se ganó merecidamente el sueldo para la película “Naúfrago” debiendo engordar previamente para grabar la primera parte del film, para después perder 22 kg para la parte en la queda abandonado en una isla desierta.

9. Sylvester Stallone vio desvanecerse su torneada figura con 20 kilos más en “Cop land”.

10. Por último, también forma parte de esta lista el puertorriqueño Benicio del Toro, que engordó un total de 20 kilos para representar a uno de los protagonistas de “Miedo y asco en Las Vegas”.

Responder