¿De dónde viene la expresión “darse con un canto en los dientes”?

darse con un canto en los dientes origenUtilizamos la expresión “darse con un canto en los dientes” cuando manifestamos estar conformes con unos resultados menos desfavorables de lo esperado. Ahora bien, ¿de dónde viene esta popular frase?. Su origen tiene lugar en una ceremonia que antiguos pueblos árabes y judíos realizaban con el fin de hacer frente a una adversidad. En ella, golpeaban el pecho con un canto entendiendo este en su acepción de “trozo de piedra”. Es por eso que hace años se decía “darse con un canto en el pecho“, en lugar de “en los dientes“.

Dicha costumbre continúa estando vigente en las reglas cristianas, pues cuando las personas creyentes entonan el mea culpa, acompañan la oración con tres pequeños golpes en el pecho, en señal de arrepentimiento.

Responder