Author Archive

Seguro que has escuchado alguna vez que, al sudar practicando ejercicio físico, se queman calorías y, por tanto, se pierde peso. Algunos van más allá afirmando que no hace falta practicar demasiado ejercicio físico; basta con sudar, por ejemplo, vistiéndonos con múltiples capas de ropa o envolviéndonos en algún material que no deje respirar a la piel, como puede ser el plástico. Ahora bien, ¿es cierto que se adelgaza sudando?  La respuesta es… El sudor es producido por las glándulas sudoríparas de nuestro cuerpo, y expulsado por los poros con un fin termorregulador, es decir, para regular la temperatura de nuestro cuerpo, que habrá aumentado con la práctica de ejercicio físico. Así, podemos entender el sudor como un sistema de ‘refrigeración’ corporal. Es cierto que, si realizamos ejercicio [&hellip

Leer más...

El dolor es una experiencia sensorial desagradable, producida por el sistema nervioso. Para dejar de sentir dolor, el cuerpo actúa mediante un proceso de bloqueo del dolor: la producción natural de opioides. Es bastante conocido el hecho de que no solo los analgésicos pueden combatir el dolor, sino también actividades placenteras como practicar deporte o reír, sustituyendo la sensación de dolor por la de bienestar mediante la producción  de endorfinas. Pues bien, ahora ha sido demostrado que la meditación también es capaz de reducir el dolor, si bien aún no se ha descubierto cómo. Según un estudio llevado a cabo por el profesor de neurobiología y anatomía Fadel Zeidan, en la Wake Forest Baptist Medical Center (EE.UU.), y publicado en la revista  Journal of Neuroscience, [&hellip

Leer más...

¿Quién no ha prorrogado su alarma unos cuantos minutos alguna vez? Pues bien, este ‘10 minutos más, por favor’ podría pasarnos factura a lo largo de nuestra jornada. Y es que tan importante es dormir la cantidad de horas necesarias, como tener un sueño continuo y profundo.El hecho de quedarnos en la cama algunos minutos más provoca que el descanso no sea reparador si volvemos a dormirnos. Fragmentar el sueño podría provocar consecuencias diurnas a todos los niveles, tales como pérdida de memoria, menor capacidad de reacción y disminución del rendimiento durante la jornada. Es más, la simple acción de presionar el botón de posponer nuestra alarma, ya indica que el sueño falla y, por tanto, la salud declina. Esto puede traer consigo somnolencia, mal [&hellip

Leer más...